Alquilar a través de portales vacacionales

A la hora de reservar su alojamiento vacacional hay que tener en cuenta una serie de pasos. Si alquila a través de una página web, resuelva sus dudas de menaje como sábanas, toallas, batidora, cafetera, etc consultando en la web. Cuando un propietario sube su alojamiento a una página tiene que rellenar un formulario exhaustivo, así cómo subir muchas fotos, hablar del entorno y ayudar al viajero a que sus vacaciones sean lo más agradables posibles. He tenido clientes que tras alquilar en una página y con un reportaje de 25 fotografías me han pedido que les envíe fotos al móvil. También se da la circunstancia de que muchos de nosotros nos anunciamos en ciertas páginas a cambio de una comisión por alquiler. Como es lógico y natural, la página no permite que el cliente y el propietario se pongan de acuerdo directamente para no perder su comisión hasta que la reserva no se ha formalizado mediante pago. En esas mismas circunstancias me he encontrado mensajes de personas solicitándome mi teléfono y cuando les explico que no podemos intercambiar teléfonos si el alquiler no es firme, se enfadan y me dicen si les estoy intentando estafar. Quisiera aclarar que, no puede haber estafa si se paga a través de plataformas ampliamente conocidas como TripAdvisor, HomeAway, Airbnb ya que estas no pagan a los propietarios hasta que los inquilinos no llevan 24 horas en la propiedad como mínimo. Nosotros NO cobramos, cobra la plataforma. Recibo mensajes preguntándome si he recibido el dinero, si lo puedo devolver, etc. De nuevo repito lo que digo al principio, las páginas de alquiler te dan toda la información sobre como funcionan los pagos, devolución de fianza, etc. Ahí donde si se paga el anuncio, puede el cliente contactar al propietario y acordar la forma de pago más conveniente para ambos. Casi todos los portales muestran también el tiempo que lleva una propiedad anunciada, nosotros llevamos desde el 2010 y sirva esto como indicativo de que nuestras propiedades existen y de que no engañamos a nadie. Y por último, escuché un relato hace unos días sobre una estafa. Un grupo de jóvenes alquiló una casa rural a través de un anuncio por palabras y la casa no existía, les sacaron 500€. Ahí no hay garantía de la existencia de la propiedad, ni de que esta posea sus licencias correspondientes. Por lo tanto si quiere pasar sus vacaciones en el campo o en la playa, reserve con tiempo y desconfíe de los chollos del mes de agosto. Y si duda, pida número de licencia y la Junta le dará la información que necesite.